martes , diciembre 11 2018
Home / Críticas de cine / El Ladrón de palabras. ¿Todo vale para conseguir el éxito?.

El Ladrón de palabras. ¿Todo vale para conseguir el éxito?.

Este pasado día 31 ha llegado a nuestras carteleras ‘El Ladrón de palabras’, una película que a priori podríamos clasificar de interesante sobre todo por el reparto, Jeremy Irons, Dennis Quaid y Bradley Cooper, chico de moda en estos momentos. Y en el plantel femenino tenemos a Zoe Saldaña y Olivia Wilde. La dirección viene de la mano de dos debutantes en la gran pantalla Brian Klugman y Lee Sternthal, y la distribuidora en nuestro país es DeaPlaneta. Esta cinta se vio por primera vez en el Festival de Sundance 2012, cerrando el certamen.

El Ladrón de palabras.

Rory Jansen (Bradley Cooper) es un joven literario con muchas ansias de publicar su primer libro, pero aunque a primera vista todas las editoriales puedan estar interesadas, luego siempre recibe un no por respuesta. Su vida sentimental va viento en popa y durante su luna de miel su mujer le hace un regalo que lleva escondido su salto a la fama: una novela que hará entrando en su vida para darle unas lecciones de humildad y respeto. Todo esto contado en tercera persona porque el que narra la película es Clay Hammond (Dennis Quaid) que realmente lo que está haciendo es leer su último éxito en el panorama literario y cuyo personaje principal es Rory.

Es difícil hacer una disección de cada una de las historias, sin perder la visión de la que depende o enlaza, de alguna manera van unidas o al menos eso es lo que parece en su fondo. Se puede tender a comparar una con otra o buscar el nexo de ambas, las tres esconden algo, que cada espectador descubrirá al final y cada uno le dará un significado distinto seguro. Está claro que todas tienen algo en común: un libro en la mano de cada uno de sus protagonistas pero cada uno a su manera.

Crítica sobre el poder o la fama que el ser humano quiere hoy en día necesitándolo imperiosamente para triunfar en la vida, pero ¿es esto totalmente necesario para sobrevivir?, pues está claro que no, uno de los personajes lo muestra, sólo quiere contar una historia, mejor dicho su historia. También nos ponen en bandeja el tema de los plagios de libros un tema que no es desconocido en nuestra sociedad, y que demuestra falta de creatividad o quizá que las editoriales solo quieran productos que vender en lugar de un buen material.

El desarrollo de la cinta es extremadamente lento en todo el metraje. Hay muchos momentos que le quieren inyectar un lenguaje poético quitándole el poco dinamismo que posee, y que además no le va, por lo que ninguna de las historias te manda mensajes de intriga ni de hacerte estar expectante ante nada; porque casi todo se ve venir. Demasiado previsible a la vista, sólo un mensaje final a interpretar y puede que sea lo que haga dar una vuelta de tuerca a todo.

De las actuaciones no puedo decir que ninguna de ellas haya calado hondo en mí, a excepción de algunos tramos de la interpretación de Jeremy Irons, pero no todo su papel me resultó creíble, y si he de decir que de él sí que esperaba más. Yo estoy convencida que a Bradley Cooper le van papeles con más acción.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.