domingo , julio 22 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de El amor es un crimen perfecto. Un thriller que no entusiasma

Crítica de El amor es un crimen perfecto. Un thriller que no entusiasma

Un thiller un tanto pobre, con guión insustancial, carente de suspense, con una trama lineal un tanto monótona que puede llegar hacerse pesada.

El amor es un crimen perfecto está basada en la novela de Philippe Djian Incidences, y narra la historia de Marc (Mathieu Amalric) un profesor universitario de literatura y escritura creativa que derrocha un aire bohemio y desenfadado que gusta mucho a sus alumnas, este goza de gran éxito entre ellas.

Bárbara pasa la noche con él en su casa en las montañas y aparece muerta en la cama al día siguiente, Marc no se acuerda de lo que ha podido suceder debido a unas perdidas de memoria o fruto de ser sonámbulo, este regresa a la facultad a dar clases y descubre que a Bárbara la están buscando debido a la desaparición. En este sin saber aparece la madrastra de Bárbara, Anna que mantiene una relación con el profesor en su afán de querer saber que ocurrió con su hijastra.

El amor es un crimen perfecto, es un thiller un tanto pobre, con guión insustancial, carente de suspense, con una trama lineal un tanto monótona que puede llegar hacerse pesada y densa. A favor tiene esa mezcla de cine y literatura que combina muy bien, los decorados de arquitectura de vanguardia con el confort de las casas de montaña armonizan en pantalla dando a la cinta distinción y frescura. Los actores están a la altura con un gran derroche interpretativo, Arnaud Larrieu, Jean-Marie Larrieu sus directores han querido acentuar una gran frialdad a sus personajes que se respira durante el trascurso del filme.

el-amor-es-un-crimen-perfecto-imagen-cineralia

Una cinta que roza a veces lo absurdo y lo rocambolesco donde te pierdes en ciertas relaciones de pareja, como en la que mantiene Marc el actor principal con su hermana Marianne que viven juntos y parece ser que su relación va más allá de la simple consanguínea. La tensión aumenta un poco a medida que la trama avanza pero aun así no alcanza el clímax cinematográfico. El amor es un crimen perfecto es glamorosa y erótica, culta quizás reservada para un tipo de público concreto.

Mathieu Amalric que ya nos ha deleitado con papeles importantes y de una gran calidad interpretativa como La escafandra y la mariposa, La Venus de las pieles o Jimmy P entre otros muchos, es un actor de gran talento y es quizás el que salva una película que se queda un poco coja. Los demás actores que le acompañan en su trabajo intentan esforzándose en estar a la altura de Mathieu consiguiéndolo con más o menos éxito.

Acerca de Antonio Arenas

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.