martes , noviembre 13 2018
Home / Críticas de cine / El camino más largo para volver a casa. Una película sencilla que llega al corazón

El camino más largo para volver a casa. Una película sencilla que llega al corazón

3.5

Crítica de El camino más largo para volver a casa

Tiene un tono seco, duro e intenso que te hace reflexionar sobre las pérdidas…

Esta ópera prima es mucho más que reflexiva, es sentimental, profunda y humana. 

Es fácil juzgar desde fuera situaciones como las que aquí se plasman, pero no solo habrían que ponerse en situación si no estar en ella y vivirla en propia carne para ver como cada uno reaccionaríamos ante ellas.

El camino más largo para volver a casa es la ópera prima del director Sergi Pérez, que retrata con brillantez una de las maneras de vivir una pérdida y sus consecuencias. Todo ello en una película sencilla pero que llega al corazón.

Crítica de El Camino más largo para volver a casa

Joel se despierta una mañana y se encuentra a Elvis, el perro de su mujer, casi sin vida, lleva días sin comer y sin beber. El estado de Joel no es mejor que el del perro, pero esta situación le hace reaccionar y salir de su casa en busca de ayuda, aunque antes intenta que vayan a atender al perro a casa. Al salir a la calle todo se vuelve en su contra, tiene que buscar un veterinario, pero no se da cuenta que se ha dejado las llaves para volver a casa, y ahora tendrá una batalla interior para volver a entrar, pues no está dispuesto a recurrir a lo más fácil para encontrar otro juego de llaves, y no es otra cosa que enfrentarse a la realidad.

La cámara es un ojo observador que persigue cual voyeur a un protagonista dejado, errático sin ambición, ni deseos, donde la misma retrata su falta incluso de autoestima y una pizca de autodestrucción pues al derrumbarse lo que tiene a su alrededor se hunde el mismo.

El camino más largo para volver a casa tiene un tono seco, duro e intenso que te hace reflexionar sobre las pérdidas, todo contemplado desde la distancia donde la objetividad puede variar dependiendo del instante.

Flagelarse no solo es golpearse así mismo, sino todo lo que le rodea uno y quiere. Es desear retirar de su alrededor todo lo importa por miedo a hacer daño, sin darse cuenta que ya se está en ello. La distancia y la falta de comunicación es un modo de distanciamiento y castigo mostrando ahí su frustración, ira, dolor y su empeño en sentirse culpable de todo en actos pero no en palabras. Los diálogos son mínimos todo lo cuenta la mirada del protagonista y sus enormes silencios que tanto guardan.

el-camino-más-largo-para-volver-a-casa-imagen-critica-cineralia-1

Un trabajo actoral el de Borja Espinosa soberbio, siendo su primer papel protagonista. Ha sabido darle la sobriedad necesaria y el empaque suficiente para que su semblante conmueva desde el primer momento, no sería de extrañar que a este actor le viéramos nominado por esta actuación próximamente.

Empatiza en cámara en todo momento, trasmitiendo ese desasosiego interno continuo que no le deja vivir y que hace sobrecogerte en la butaca de principio a fin. Esas tomas de primeros planos son impactantes y por momentos agobiantes, como la situación que vive el protagonista.

Un guión que va de menos a más creciendo a medida que nos vemos inmersos en la intensa historia de dolor de una pérdida no asumida, pero que sí se está sufriendo en esos momentos. Es mucho más que reflexiva, es sentimental, profunda y humana. Nadie diría que es la ópera prima de su director Sergi Pérez.

 

 

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Burning

A veces es complicado saber quién es el protagonista en sí de la película que …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.