lunes , abril 23 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de La Pasión de Port Talbot

Crítica de La Pasión de Port Talbot

La película y obra teatral en la que se basa parten de una novela del escritor Owen Sheers, The gospel of us, título con el que se presentó en Inglaterra.

Puede que después de ver de qué trata la película muchos piensen que por temática debiera haber sido estrenada la semana pasada, pero quizás por el conjunto en general, por la crítica que contiene está bien que las fechas no coincidan con lo que realmente podamos comparar a priori.

La-pasion-de-Port-Talbot-001

La pasión de Port Talbot es de esas películas que a uno le suena a reivindicación total, aunque de fondo pueda parecer incluir otra temática, pero el director Dave McKean, ha llevado bien este proyecto que desde luego no era fácil de trasladar de las calles a la pantalla.

La supervivencia acecha a la sociedad del consumo, a los que sufren la crisis, a los que están sometidos bajo las normas del poder, la política y la justicia de nuestros días. Port Talbot y sus habitantes se encuentran en una lucha por salir adelante en contra de las fuerzas de la autoridad que se han hecho con el poder y esclavizan a la ciudad sin tener en cuenta a la población. El ambiente cada vez es más enrarecido y la gente se va enervando por su total control por los de arriba, pero de repente alguien con mucho enganche mediático surge de la nada, para enfrentarse al poder establecido y recuperar el orden en la sociedad, dando así unos nuevos aires de libertad.

La película y obra teatral en la que se basa parten de una novela del escritor Owen Sheers, The gospel of us, título con el que se presentó en Inglaterra. La obra teatral es un espectáculo que se centra en el juicio, muerte y resurrección de Jesús pero trasladado a la actualidad, al siglo XXI, donde se da cabida a los sufrimientos que acechan a la sociedad actual, todo ello en calles, teatros, centros comerciales y playas de la ciudad galesa de Port Talbot; y eso mismo se ha grabado en casi dos horas para el cine.

Cuando comienza el metraje de La pasión de Port Talbot y según va avanzando, inclusive navegando por esos capítulos que nos muestra, parece que nos encontremos ante la recreación de La pasión de Cristo en los episodios evangélicos, aquí extrapolados a la actualidad, inmersos en el capitalismo extremo, en la política, en la sociedad maquiavélica y consumista, pero sobre todo en las luchar de poder y en las escalas sociales y la supremacía que algunos quieren imponer.

Hay una gran crítica al poder sobre el pueblo, a la sumisión de las clases por los regímenes establecidos por la sociedad y por el conjunto de la vida. Todo enmarcado en una obra de teatro pero que refleja fielmente la realidad, que pasados siglos y metafóricamente sigue siendo igual a escalas siendo años luz de esa Pasión de Jesucristo ya tan representada en el séptimo arte.

Crítica de La pasión de Port Talbot

Muchos escenarios, muchos espectadores y otros tantos actores, pero sobre todo una representación que se pasea por la ciudad a ojos de la cámara para captar lo importante y relevante de la obra para trasmitir el mensaje inmerso en la vorágine de los diálogos intensos y densos que se nos relatan, con retórica y con gran pasión, esa palabra que tiene doble sentido en el título y que incluso adquiere su propio lenguaje.

Aquí en La pasión de Port Talbot se captan distintas representaciones en distintos lugares, donde por momentos, aunque sabemos que es la grabación de una representación teatral, incluso por su forma parece que nos parezca que estemos ante una mera performance, pero no es peyorativo el hecho, si no que alcanza a convocar a personas ubicadas en la calle incluyéndolas en su propio espectáculo como parte de su propio decorado y actores, dando más empaque y credibilidad a lo grabado; siendo así el realismo más tangible.

Puede que la única que pega que le pueda poner a la película es que el metraje en su conjunto se pueda hacer un poco largo, y que ciertas escenas se hubieran podido comprimir un poco, ya que se extiende por momentos en recrearse en actos que tiene el mismo significado y eso lo puede adolecer el espectador.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario