miércoles , septiembre 19 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de “El infiltrado”. Soberbia interpretación de Bryan Cranston

Crítica de “El infiltrado”. Soberbia interpretación de Bryan Cranston

El próximo 16 de diciembre llega a las pantallas procedente de la toda poderosa industria de Hollywood un thriller de corte clásico de lo más interesante y cautivador.

Enmarcado en un guion basado en hechos reales lo que la hace todavía más atractiva ya que el texto parece sacado de un prodigio imaginativo, mostrando una jugosa trama que  hará que los espectadores pasen dos horas de goce y disfrute.

Crítica de "El infiltrado"

Brad Furman nos trae una propuesta de lo más atractiva, mostrándonos como se infiltran esos héroes anónimos que por seguridad y por sentido común nunca pueden tener un reconocimiento público. En “El infiltrado” se muestra a unos personajes aguerridos y valientes pero llenos de miedos y vulnerables que los hace más humanos y los distancian mucho de lo que venimos viendo en películas de espías o thriller al uso, donde se magnifica o exagera.

Mazur un policía veterano intenta pasarse por un especialista en lavado de dinero negro, con ayuda de su esposa ficticia (Diane Kruge), consiguiendo entrar en las mismísimas entrañas de los todopoderosos narcos colombianos, hasta el punto de empatizar con ellos y crearles a estos un conflicto emocional interno.

“El infiltrado” no es algo novedoso para que engañar, nada que ya no hayamos visto, pero la interpretación de Bryan Cranston hace que lo que estamos viendo sea de una calidad extraordinaria ya que cambia los registros a medida que improvisa en el trabajo que desarrolla como agente especial infiltrado.

Nos muestra su tenacidad y capacidad de darle la vuelta al personaje con su faceta humana y familiar, es ese contraste el que hace valiosa a esta película. El filme es correcto en estructura pero el verdadero secreto está en el alma mater de la serie “Breaking Bad”, que consigue con su interpretación en “El infiltrado” suba un escalón.

infiltrado-461357646-large

Como en todos los thriller no puede faltar una tensión que en este caso abunda y no de una manera ostentosa, es una tensión comedida dentro de un drama contundente. Una luz tenue y colores vivos acompañan al metraje para ambientarnos en la década de los ochenta.

El trabajo de Brad Furman, sin duda un acierto ya que sin arriesgar mucho en el conjunto lo deja todo en manos de Bryan y acierta por que la película consigue carácter provocando que deje huella en la sique del espectador.

Los demás actores que completan el elenco como John Leguizamo, Benjamin Bratt, nuestra queridísima Elena Anaya, Diane Kruger o Olympia Dukakis consiguen una atmosfera digna de novela negra.

Acerca de Antonio Arenas

Mira esto

Crítica de Blackwood

Crítica de Blackwood. ¡Chas! y aparezco a tu lado

Los internados y escuelas de señoritas se han convertido en un escenario recurrente del cine …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.