martes , septiembre 18 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de “Operación Anthropoid”. Irregular película a medio camino entre el drama y el espectáculo pirotécnico

Crítica de “Operación Anthropoid”. Irregular película a medio camino entre el drama y el espectáculo pirotécnico

Curioso e irregular largometraje de misiones antinazis que bascula entre cierto tono intimista y el puro espectáculo de acción.

El director británico Sean Ellis parece dispuesto a no encasillarse en ningún género. Sus largometrajes hasta la fecha, salpicados con numerosas incursiones en el corto, son sumamente distintos entre sí. “Cashback”, la ópera prima que le otorgó una cierta fama, era una comedia melancólica, basada en un trabajo previo de escasos minutos, que poco tenía que ver con su siguiente filme, “Roto” (“The Broken”), una fría pieza a medio camino entre el terror y el suspense.

Su tercera obra de larga duración, “Metro Manila”, supuso un nuevo giro inesperado en su carrera al abordar un drama social que tenía como protagonista a una familia filipina que deja el campo para vivir en la gran ciudad.

“Operación Anthropoid”, su quinta realización comercial, pone de manifiesto el interés del británico por participar en proyectos de muy diversa índole.

Su trabajo se puede encuadrar dentro de las cintas que abordan las misiones secretas contra objetivos nazis, un subgénero donde tienen cabida títulos tan distintos como “El desafío de las águilas”, “Doce del patíbulo” y “Malditos bastardos”.

La película utiliza como base un hecho real: la gesta de un grupo de miembros de la resistencia que se fijaron como objetivo matar a Reinhard Tristan Eugen Heydrich, oficial del ejército hitleriano que fue conocido como El carnicero de Praga por su dura represión en Checoslovaquia.

El suceso ya inspiró dos filmes: “Los verdugos también mueren”, dirigida por Fritz Lang con guion escrito parcialmente por el dramaturgo Bertolt Brecht, y “Atentát”, firmada por el checo Jiri Sequens.

Ellis y su coguionista, Anthony Frewin, ofrecen una película que bascula entre el retrato intimista de los que perpetraron el asesinato contra el cruel dirigente fascista y el consabido espectáculo de acción.

El realizador se centra en la primera hora de su filme en los temores y deseos más íntimos de los hombres que comandaban la misión, que interpretan con suma corrección Jamie Dornan y Cillian Murphy, y las diferencias que existían entre los miembros de la resistencia antinazi.

Ellis opta en este segmento por una puesta en escena más académica y la abundancia de diálogos, una norma que solamente se rompe ocasionalmente por aislados momentos de tensión. Por el contrario, en la segunda mitad de la cinta, apuesta claramente por el thriller. Es entonces cuando el cineasta prefiere una realización más abrupta, donde una cámara en constante movimiento parece contagiarse un tanto de la vorágine del enfrentamiento entre los dos bandos.

Las diferencias de tono entre las dos partes no acaban de armonizar del todo bien. “Operación Anthropoid” se queda un tanto a medio camino entre el drama y el mero espectáculo pirotécnico sin triunfar completamente en ningún campo.

El resultado es una irregular y curiosa película que destaca por la estupenda recreación de Praga durante los años cuarenta, pero que no brilla a causa de su indefinición estilística.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Blackwood

Crítica de Blackwood. ¡Chas! y aparezco a tu lado

Los internados y escuelas de señoritas se han convertido en un escenario recurrente del cine …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.