domingo , agosto 19 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Megalodón. No siempre lo más grande es lo mejor

Crítica de Megalodón. No siempre lo más grande es lo mejor

Puntuación:

Rutinario largometraje de escualos con un inexpresivo Jason Statham en el papel de héroe traumatizado.

User Rating: Be the first one !

Tiburón sigue siendo la mejor película de escualos de toda la Historia del cine cuarenta años después de su estreno. Ni sus secuelas ni otras cintas con el terrible animal como protagonista han conseguido acercarse a la calidad del clásico de Steven Spielberg. Es cierto que hay algún largometraje curioso, como Open Water o Infierno azul, pero la mayoría de los títulos son productos de usar y tirar que saquean los hallazgos de la célebre adaptación de la novela de Peter Bentchley.

La vertiente paródica del subgénero, representada por la serie de telefilmes Sharknado, ha puesto de manifiesto que el más absoluto absurdo parece ser la única forma de no caer una y otra vez en el lugar común.

Megalodón no pasará a la posteridad por sus innovaciones. La cinta, dirigida por un dócil artesano como el estadounidense Jon Turtletaub (La búsqueda, Plan en Las Vegas), es poco más que un producto realizado a mayor gloria de Jason Statham, la inexpresiva estrella británica. El descubrimiento de un gigante tiburón prehistórico en la fosa de las Marianas y el rescate de una expedición acosada por un escualo en aquellas aguas centra gran parte de la duración de una película que huye de cualquier tipo de sutilidad. Los responsables del filme se limitan a ofrecer un producto efectista que, sin embargo, no logra ser entretenido.

Quizá la culpa sea de un guion, basado en un libro de Steve Alten, incapaz de crear personajes mínimamente interesantes y que se limita a ser una sucesión de los enfrentamientos entre los terribles peces cartilaginosos y los humanos. Todo ello adornado con unas gotas de humor simplón y un forzado romance entre el fornido protagonista, traumatizado por no haber podido salvar a los miembros de la expedición previa, y la hija del responsable de la plataforma donde se realizan los estudios marinos.

No obstante, quizá lo que sorprenda en una cinta de argumento absurdo e imposible sea que no logra ser mínimamente divertida.. Todo es sumamente rutinario y falto de imaginación.

El deseo de los productores de ofrecer un filme para toda la familia ha dado como resultado una película insípida, escasa en hemoglobina y tan cursi como el insoportable personaje de la niña casamentera que ejerce de particular Celestina entre su madre y el héroe de la función.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Mary Shelley. El machismo es el monstruo

El cine parece obsesionado con retratar la génesis de un clásico del terror como Frankenstein. …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.