sábado , septiembre 22 2018
Home / Noticias de cine / Festival de Sitges 2014. Día 2: Los zombies y Macarena Gómez invaden Sitges

Festival de Sitges 2014. Día 2: Los zombies y Macarena Gómez invaden Sitges

El primer sábado es probablemente la jornada más festiva de las nueve, ya que además de ser el primer día que los cines se llenan a reventar, hay la ineludible cita de la Zombie Walk.

Es un día que invita mucho a pasear poco la calle y disfrutar del ambiente que genera el Festival de Sitges 2014: calles y escaparates decorados con elementos del fantástico, decenas de personas maquilladas de zombi, grandes colas para esperar las sesiones…invita mucho a estar fuera, pero la actividad dentro de las salas no ha hecho más que empezar y, con ella, llegan las primeras sorpresas.

musarañas-presentación-sitges-2014

El protagonismo de esta jornada del Festival de Sitges 2014 en materia cinematográfica ha sido para la película española Musarañas, cuya proyección ha terminado con una ovación unánime. Se trata del primer largometraje de Juanfer Andrés y Esteban Roel, apadrinada por Álex de la Iglesia y protagonizada por una estelar Macarena Gómez. La actriz, avezada al cine de género y a la comedia, borda su primer papel protagonista dramático hasta el punto que por momentos parecía transformarse en una gran estrella libre de todo canon establecido como fue Bette Davis.

Musarañas mezcla horror y drama familiar con reminiscencias de la España de posguerra. Lo que la hace especial es que, pese a pisar terreno conocido por todo el mundo, se construye sobre un guión muy inteligente que esquiva cualquier tópico; de modo que a pesar  de hacerse patente su mirada referencial a grandes clásicos (Qué fue de Baby Jane y Misery, mayormente) constituye un referente en sí misma. Y lo es porque los actores realizan un trabajo espectacular (Hugo Silva, Nadia de Santiago), en especial Macarena Gómez, que interpreta con maestría el que probablemente sea el personaje más complejo escrito nunca en una película de terror española. La riqueza que aportan la creación actoral y la precisión del guión suplen algunos detalles discutibles en cuanto a dirección (insisto: detalles, algunos), algo normal al ser una ópera prima, que sin embargo suplen con dos o tres escenas sobresalientes.

In Order of Disappearance, el cine blanco

Una de las propuestas más interesantes de la nueva sección Panorama Òrbita (cuyo objetivo es aglutinar una muestra de lo más destacado del cine de género de todo el mundo) era sin duda la noruega In Order of Disappearance de Hans Petter Moland, que a grandes rasgos viene a ser un cruce entre Fargo y Taken.

En la ficción nórdica (tanto cine como televisión) le dan mucha significación al paisaje. Territorios nevados, sombríos y yermos que potencian una poética tenebrosa y son lecho de vidas sencillas y secretos fácilmente ocultables en medio de la nada. Los hermanos Coen destacaron en su momento (ya con Sangre Fácil) por utilizar este lienzo blanco para crear un cine negro alejado del ambiente opresivo de los núcleos urbanos.

Moland cambia la Minesotta de los Coen por una Noruega en gélido invierno, pero mantiene elementos como el humor negro, el absurdo, la providencia y las emociones viscerales para construir un thriller rural oscuro y violento.

The Babadook, nueva joya del terror clásico

El año pasado nos deleitaba en este mismo festival con Insidious 2, una película que vuelve al terror clásico –o al menos su versión de lo clásico– del género paranormal. La apuesta de un referente como James Wan por la involución dentro el género (también con The Conjuring) ha re-estimulado un tipo de cine que desde hace bastantes años busca reinventarse al tanteo, con muchas propuestas de bajo presupuesto y formato found footage que en muchos casos se han convertido en subproductos que tienen más relevancia como tendencia conjunta que como títulos individuales.

the-babadook-imagen

La producción inglesa The Babadook podría ser la primera película dentro del círculo independiente que sigue los pasos de Wan al volver a fórmulas olvidadas y se desmarca con una película de terror clásico con mucha memoria. En su forma de dirigir, Jennifer Kent recurre a mecanismos que son pura historia del cine y lo hace muy conscientemente, con orgullo. Por esto The Babadook brilla por sus decisiones visuales a nivel de arte y dirección.

Además de tener una personalidad propia, destila recuerdos para grandes referentes de varias décadas y momentos dorados del cine de terror, desde el clasicismo de los años 20 al Wes Craven de los 80, pasando por el primer John Carpenter.

The Babadook le da forma al relato de terror partiendo de la materia más básica: la mirada inocente de la víctima que es incapaz de asimilar la magnitud del horror del que es presente y lo disfraza de monstruo que se esconde dentro del armario.

Roland Emmerich (re)confirma Independence Day 2

Uno de los grandes nombres de esta edición del Festival de Sitges ha sido el de Roland Emmerich. Si ayer recibía el Gran Premio Honorífico de Sitges a su dilatada carrera, hoy daba una masterclass abierta al público. En ella ha quedado claro que las películas preferidas de Emmerich para público (al menos el de Sitges, y coincido plenamente) son Stargate, Anonymous –su mejor film– y El Patriota; pero la noticia ha sido que él mismo ha confirmado que su próximo proyecto, si las cosas no se tuercen, será la secuela de Independence Day.

Crónica del primera día del Festival de Sitges 2014.

Acerca de Gerard Fossas

Mira esto

Ópera La Traviata en Yelmo Cines

La Traviata, en Yelmo Cines, en directo, desde el Teatro Real

Todo el mundo tiene en la retina la mítica secuencia de Julia Roberts en Pretty …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.