jueves , julio 19 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Magia a la luz de la luna

Crítica de Magia a la luz de la luna

De nuevo otro trabajo y esta vez muy cercano en el tiempo del cineasta Woody Allen, que nos trae una película que no pierde la esencia del universo del director neoyorquino.

Magia a la luz de la luna.

En alguna ocasión se han abierto mesas de debate en mi entorno sobre temas sentimentales y en la mayoría de los casos aparentemente tienen todos muy claro como actuar en cada caso, parece que las cosas del corazón tienen un guión muy bien estructurado que no tiene por que fallar por que la teoría está clara, luego nada es lo que parece y vienen las rupturas.

Crítica de Magia a la luz de la luna

Llama la atención que en las segundas oportunidades ya nadie debería caer en los mismos errores, algunos componentes de esas mesas de debate están convencidos de que si se volvieran a enamorar dejarían muy claras las pautas a seguir para evitar caer en esos mismos errores, pues bien… dicho esto siempre contesto lo mismo. Que Dios te proteja de ese estado de enajenación. Quien mejor que Woody Allen para hablarnos de algunos de esos errores.

De nuevo otro trabajo y esta vez muy cercano en el tiempo del cineasta Woody Allen, que nos trae una película que no pierde la esencia del universo del director neoyorquino, bien ambientada, que retrae a las antiguas y apergaminadas películas de imagen envejecida como si la era digital se hubiera tomado un descanso y retornáramos al Technicolor. Magia a la luz de la luna nos transporta a principios del siglo XX en plena Costa Azul y la Provenza, con fotogramas que recuerdan mucho a los cuadros de Renoir, con una luz optimista y una banda sonora rica en música clásica con El bolero de ravel incluido y charleston – Jazz del mismísimo New Orleans.

Mágia a la luz de la luna hace un viaje en el tiempo hacía el mundo de la alta sociedad de la Belle Epoque con sus cabarets y teatros en su máximo esplendor. Nos premia con la interpretación del actor de la talla de Colin Firth que encarna muy bien el papel de británico de porte distinguido y elegante al que nos tiene acostumbrado en infinidad de películas como Un hombre soltero, El discurso del Rey o en Un pasado imborrable entre otros, siempre impecable, que encaja muy bien con su personalidad y registro, en este largometraje como no podía ser de otra forma hace un formidable trabajo encarnando a un mago de éxito, exageradamente arrogante, petimetre y con un gran aire de superioridad. La protagonista femenina de Magia a la luz de la luna, Emma Stone, no se queda atrás con su desparpajo interpretativo que Woody Allen ha sabido sacar partido deslumbrando ya no solo por su belleza si no por su talento y encanto.

167693

Stanley Crawford (Collin Firth) es un mago de gran prestigio internacional que además se encarga de desenmascarar a impostores que alardean de adivinar el futuro. Su amigo le propone un reto difícil de rechazar ya que en la Provenza se habla de que hay una mujer americana Sophie Baker (Stanley Crawford) espiritista que es capaz de adivinar el futuro con todo tipo de garantía. Su encuentro será el principio de una relación curiosa y que tiene mucho que ver con la introducción de esta reseña.

Magia a la luz de la luna en sí no es de las mejores del gran cineasta, la riqueza de este metraje está sin duda en el talento de sus actores que se aferran a su trabajo como el torero a un toro manso, también en sus diálogos ricos, con juegos de seducción y grandes dosis de psicología invertida, entreteniendo y haciendo reflexionar al espectador sobre la razón más aguerrida, desmontada una vez más por el corazón, derribando a veces nuestras convicciones que siempre habíamos creído absolutas.

Magia a la luz de la luna tiene unos exteriores muy cuidados, decorados y atrezos deslumbrantes, coches de época que son verdaderas joyas de colección junto con un vestuario glamoroso, hacen que no tengas la sensación de haber visto una película menor del aclamado director.

 

 

 

 

 

 

Acerca de Antonio Arenas

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.