domingo , julio 15 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de No respires. Terror ciego

Crítica de No respires. Terror ciego

El director Fede Álvarez muestra su capacidad para crear suspense y atmósferas enrarecidas en este asfixiante thriller.

En los largometrajes sobre allanamientos de morada, las denominadas home invasions, el asaltante suele ser el malo de la película, mientras que el habitante del inmueble en cuestión asume el papel de víctima. No respires da la vuelta en cierta medida a esta convención para convertir en inusuales héroes a los ladrones que entran en una casa donde vive un soldado ciego. La supuesta víctima acaba siendo más peligrosa que los propios agresores, unos jóvenes deseosos de salir de particular penuria económica.

Crítica de No respires

El uruguayo Fede Alvárez, autor del remake de Posesión infernal, imprime la tensión necesaria a un thriller que provoca desasosiego en casi cada plano.

El cineasta, que firma el guion junto a Rodo Sayagues, acierta al ambientar su filme en la decadente Detroit, una ciudad a la deriva llena de casas abandonadas donde hay manzanas y manzanas de hogares no habitados.

También logra perfilar de manera rápida y certera  a sus tres jóvenes protagonistas, pobres tipos que pretenden labrarse un futuro en otro lugar, y consigue esbozar una relación triangular entre ellos que acabará teniendo su importancia en la trama.

Trailer-de-No-respires-lo-nuevo-de-Fede-Alvarez_landscape

Sin embargo, quizá lo que más sorprenda de No respires sea la conseguida atmósfera enrarecida del conjunto y la capacidad para crear suspense del director, dos elementos que ya estaban presentes en su versión del clásico de Sam Raimi. Eso sí, Álvarez no acude en esta ocasión al gore de aquella cinta o al de otras con las que su segundo largometraje puede tener relación, como la sangrienta y vulgar The Collector.

El resultado es un filme que logra que el espectador salte de su butaca y dé algún que otro grito. No obstante, nos encontramos ante una película que se encuentra lejos de ser perfecta. Su desenlace, algo enrevesado, recuerda peligrosamente al de los thrillers más convencionales de finales de los años ochenta y principios de los noventa.

No-respires-1

Pese a ello, No respires puede presumir de ser una de las cintas de género más entretenidas de las estrenadas en el verano de 2016. A ello contribuye su acertado reparto, donde destacan un espléndido Stephen Lang, que logra estremecer como su militar mortífero y atormentado, y una acertada Jane Levy, que aporta la necesaria fragilidad al personaje de una joven ladrona que quiere escapar de una situación familiar desastrosa.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.