lunes , septiembre 25 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de “Train to Busan”. Sorprendente trabajo del surcoreano Yeon Sang-ho

Crítica de “Train to Busan”. Sorprendente trabajo del surcoreano Yeon Sang-ho

Entretenida cinta de muertos vivientes rodada con elegancia y sin baches de ritmo.

Las películas, los libros, los tebeos y las series de televisión con zombis o infectados se han convertido en una verdadera plaga donde hay bastante más paja que grano. En gran parte de las ocasiones nos encontramos con productos derivativos que se limitan a situar a las andrajosas criaturas en todo tipo de situaciones o, por el contrario, optan por la mezcla de terror y humor con resultados poco destacables en ambos casos.

La mayoría pretende llevarse un pedazo del éxito que han cosechado los cómics de “The Walking Dead” y sus adaptaciones para la pequeña pantalla, la novela “Guerra Mundial Z” y su correspondiente versión para el cine, o filmes cómicos del calibre de “Zombies Party”  y “Bienvenidos a Zombieland”.

Crítica de “Train to Busan”

Sin inventar nada nuevo, “Train to Busan” destaca por encima de otras hijas ilegítimas de “La noche de los muertos vivientes”. El surcoreano Yeon Sang-ho, autor de largometrajes animados de prestigio como “The King of Pigs” o “The Fake”, debuta como director de cintas de imagen real con un trabajo que sorprende por su elegancia y su capacidad de crear suspense.

La trama es muy sencilla: un ejecutivo y su hija emprenden un viaje en tren a la ciudad de Busan, donde la pequeña se encontrará con su madre, pero una extraña epidemia que convierte a los hombres en criaturas sedientas de carne humana complicará lo que iba a ser un trayecto tranquilo.

El realizador asiático no abusa en ningún momento de la sangre y las vísceras, como sí ocurre en la mayoría de las producciones del subgénero, y opta por una puesta en escena que imprime ritmo a la trama sin marear al espectador y crea la necesaria tensión.

Por otro lado, consigue que los personajes protagonistas, apenas esbozados psicológicamente, logren ganarse la simpatía del espectador. De igual manera, incluye una más que certera crítica a una sociedad donde el capitalismo salvaje se está imponiendo sin demasiados miramientos.

Sin embargo, aunque estemos ante una más que estimable cinta de terror, “Train to Busan” acude demasiadas ocasiones al lugar común como para ser considerada una obra importante. La relación entre el ocupado padre separado y su pequeña hija a la que no presta la suficiente atención no va más allá del mero cliché. Por otro lado, el largometraje no escapa a los tópicos de las viejas películas catastróficas, incluso en su particular moralina.

Pese a estos inconvenientes, su director se postula con esta obra como un firme candidato al pódium del cine surcoreano de género, ese que ocupan realizadores del calibre de Park Chan wook, Bong Joon-ho y Kim Jee-woon.

Crítica de Julio Vallejo Herán.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Regreso a Montauk. Una obra menor de Volker Schlöndorff

Volker Schlöndorff es un experto en dramas, creador de cintas como El tambor de hojalata …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario