domingo , noviembre 19 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de La Doncella. Amor, belleza y perversión

Crítica de La Doncella. Amor, belleza y perversión

Puntuación:

Amor crudo, belleza y perversión se conjugan y entrelazan en una narración tripartida y contada desde diversos puntos de vista; recurso 'Rashomon' que eleva esta historia y la catapulta hasta el cielo, transformando el morboso mal de amores con una herencia de por medio en una obra maestra genuinamente encauzada...

User Rating: Be the first one !

Protagonizado por dos cautivadoras jóvenes, Kim Tae-ri y Kim Min-hee, y un excelente intérprete en su papel de estafador camaleónico, Ha Jung-woo.

El genio surcoreano con las más dilatada experiencia en retratar los entresijos más oscuros y/o secretos del hombre y su naturaleza perversa, Park Chan-wook, regresó este pasado 2016 después de haber dejado huella en todo el mundo con su Trilogía de la venganza, abanderada por Oldboy (2003), y demás películas a tener en cuenta ya no en un marco asiático contemporáneo sino mundial, como la emblemática y pacifista Joint Security Area (2000); con una nueva propuesta que seduce y estremece a partes iguales: La Doncella.

Este thriller, protagonizado por dos cautivadoras jóvenes, Kim Tae-ri y Kim Min-hee, y un excelente intérprete en su papel de estafador camaleónico, Ha Jung-woo (The Chaser), plantea un drama romántico ubicado en la Corea de los años 30. Inspirado por la novela de Sarah Waters Fingersmith, ambientada en la época victoriana de Inglaterra, Park Chan-wook adapta, transforma y juega con los elementos originales de la ficción para llevar a cabo lo que para algunos ya supone la mejor película rodada hasta el momento por el director.

La Doncella parte del contexto ya mencionado; Corea, década de los años 30, en plena colonización japonesa. Sookee, una joven y humilde estafadora de poca monta, es contratada como criada de una rica mujer japonesa, Hideko, que vive recluida en una gran mansión bajo el yugo de un tirano adicto a los libros eróticos, su tío. Sooke esconde un secreto, y con la ayuda de un astuto timador que se hace pasar por un conde japonés, planea algo para Hideko y su fortuna.

Crítica de La Doncella (The Handmaiden):

Amor crudo, belleza y perversión se conjugan y entrelazan en una narración tripartida y contada desde diversos puntos de vista; recurso ‘Rashomon’ que eleva esta historia y la catapulta hasta el cielo, transformando el morboso mal de amores con una herencia de por medio en una obra maestra genuinamente encauzada con una dirección artística y una fotografía merezedoras de ser enmarcadas y expuestas en museos de pintura clásica.

El director experimenta con esta pieza la sublimación de toda una carrera experimental sin perder de vista nunca las claves de género, y en ella se percibe la consolidación de un estilo que espero no represente en el futuro una jaula para Park Chan-wook. Aunque La Doncella se presenta ante nosotros como uno de los thriller más perfecto y bello jamás contado, su fórmula narrativa es indistinta a la utilizada por el cineasta en sus obras anteriores.

Crítica de La Doncella

Sin embargo las fronteras de género y la psique de los personajes son tan frágiles e impredecibles en el cine surcoreano, y en especial en el de Chan-wook, la caracterización y escenografía es tan inquietante, y los diálogos y conductas tan convencionalmente incorrectos y apartados del cauze semántico de occidente, que será difícil no encontrar algun nexo de unión entre uno mismo y esta película para con el que conectar.

Mirando al horizonte, se ve más que complicada la tarea del director para lograr sorprender al mundo con una nueva propuesta que, manteniendo sus guiños estéticos, técnicos y narrativos más personales y de autor, suponga una reinvención original e innovadora para un público cada vez más exigente, pudiéndose coronar definitivamente como uno de los cineastas asiáticos más representativos del siglo XXI. Esperemos que lo consiga.

 

Acerca de Raimon López

Mira esto

Crítica de Mother

Crítica de Mother. ¿Genialidad o pura pedantería?

El director Darren Aronofsky se ha decantado por realizar una película que no deje indiferente …

Deja un comentario