miércoles , abril 25 2018
Home / Críticas de cine / Crítica Capitán América: Civil War

Crítica Capitán América: Civil War

La película se beneficia de un saludable sentido del humor presente en los diálogos de Ant-Man y, especialmente, de Spiderman.

Las aventuras cinematográficas de los superhéroes Marvel tienen su particular cronología. La mezcla de historias clásicas con otras más modernas ha provocado que las tramas se distancien de sus fuentes de inspiración en más de una ocasión. Por si fuera poco, que los derechos para su explotación en pantalla grande estén repartidos entre estudios como Disney, Sony o Fox dificulta que gran parte de los personajes se puedan juntar en un mismo film.

Crítica Capitán América: Civil War

Crítica Capitán América: Civil War.

La adaptación de Capitán América: Civil War, una de las historias que ha reunido a más creaciones de la mítica compañía, se enfrentaba a todos estos problemas, pero los guionistas han sabido optar por una más que sabia opción. Han tomado el mínimo común denominador de la trama desarrollada en papel –una guerra entre superhéroes a favor y en contra de una supuesta regulación de su actividad– para insertarlo en el mundo que Disney ha modelado para las versiones cinematográficas. Los líderes de cada bando son los mismos: Capitán América (Chris Evans), en el grupo de aquellos que se oponen a una ley que coarte en cierta medida las acciones de los enmascarados, e Iron Man (Robert Downey Jr.), en el lado de los que defienden que existan un control de los actos de aquellos que han jurado proteger a la humanidad. Eso sí, el fan más puntilloso de los tebeos echará de menos a Los 4 fantásticos, los X-Men y un largo etcétera de tipos en esquijama.

segundo-avance-de-capitan-america-civil-war

Los guionistas Christopher Marcus y Stephen McFeely, responsables del libreto de las dos cintas previas del Capitán América y Thor: El mundo oscuro, han sabido introducir de manera clara algunos de los elementos presentes en las dos primeras películas de Los Vengadores, pero sin olvidar que nos encontramos ante una aventura del héroe de las barras y estrellas. En este sentido, resulta destacable la importante presencia de El soldado de invierno que vincula este filme con el anterior largometraje en solitario de Steve Rodgers. Todo ello, como hemos comentado, sin pasar por alto los hechos acontecidos en las anteriores entregas del grupo Marvel. De hecho, las víctimas colaterales y los destrozos de las batallas de Nueva York y Sokovia parecen justificar los deseos de autoridades y ciudadanos de poner límites al trabajo de los tipos con superpoderes.

Los dos escritores han logrado también combinar el aspecto más íntimo de los personajes con el más espectacular. Así nos encontramos a un Capitán América atormentado por un pasado que se resiste a desaparecer y a un Iron Man que pasa por un momento sentimental y se pregunta si ha actuado correctamente en su papel de héroe. A un lado y a otro se situarán cada uno de sus partidarios, a los que no les gusta demasiado el enfrentamiento entre compañeros de trabajo.

No obstante, los momentos de acción están rodados con cierta elegancia por los hermanos Joe y Anthony Russo. Los directores, que ya se encargaron de realizar Capitán América: Soldado de invierno, consiguen  manejarse muy bien en las batallas sin marear demasiado al espectador, algo que no siempre conseguían en su anterior película Marvel.

fotonoticia_20160310123834_1280

Por otra parte, la cinta se beneficia de un saludable sentido del humor presente en los diálogos de Ant-Man (Paul Rudd) y, especialmente, de Spiderman. La película sirve como tarjeta de presentación del nuevo actor que interpretará al arácnido en próximas entregas: Tom Holland. El jovencísimo intérprete británico, que despuntó en Lo imposible, dota de un gozoso ímpetu adolescente a un personaje que recuerda más que nunca al de las historias clásicas del cómic.

Menos lograda resulta la inclusión de un villano como el Barón Zemo, a pesar de los esfuerzos de Daniel Brühl por darle algo de consistencia. En cierta media, parece un elemento algo secundario frente a la lucha entre superhéroes. A pesar de ello, Capitán América: Civil War se erige como una de las películas más entretenidas y redondas del cine protagonizado por tipos con poderes extraordinarios.

Crítica Capitán América: Civil War, de Julio Vallejo.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario