Domingo , Mayo 28 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de “Contratiempo”. No tomarás el nombre de Alfred Hitchcock en vano

Crítica de “Contratiempo”. No tomarás el nombre de Alfred Hitchcock en vano

Rocambolesca cinta de intriga plagada de trampas y guiños a las películas más destacadas del maestro del suspense.

El guionista y director Oriol Paulo se ha convertido en todo un especialista en thrillers. Sus referentes parecen ser el gran Alfred Hitchcock, pero también alguno de sus seguidores: el italiano Dario Argento y el norteamericano Brian De Palma. De estos últimos toma el tono intrincado de muchas de sus tramas, en ocasiones llenas de giros imprevistos.

Sus guiones para otros, como “Los ojos de Julia” o “Secuestro”, y su ópera prima en la dirección de largometrajes, El cuerpo”, ponían de manifiesto su conocimiento de las claves del género, pero también su gusto por las trampas que sorprenden al espectador, aunque dejen al descubierto la poca entidad de lo que cuentan. En “Contratiempo”, la segunda aventura de Paulo en la realización, el cineasta catalán vuelve a repetir algunos de los defectos de sus anteriores trabajos.

Crítica de Contratiempo

La película nos presenta a un joven y apuesto empresario que se reúne con una experta preparadora de testigos para evitar en lo posible que sea encarcelado por el asesinato de su amante, una prestigiosa fotógrafa.

El director juega con las dudas que nos genera el personaje principal, un hombre casado y con un buen nivel de vida que tiene mucho que perder. No obstante, la cinta acude demasiadas veces a los giros improbables para lograr la sorpresa continua, aunque ello suponga que el largometraje caiga pronto en la más absoluta inverosimilitud. Por si fuera poco, los espectadores más avispados descubrirán a los pocos minutos el principal as en la manga del autor del filme.

El resultado es un espectáculo vacío y bastante efectista que pretende legitimarse en cierta manera con la inclusión de guiños a clásicos de Alfred Hitchcock como “Psicosis”, “La ventana indiscreta” o “Vértigo” (“De entre los muertos”). Hasta la banda sonora de Fernando Velázquez recuerda por momentos a las composiciones de Bernard Herrmann para los más destacados trabajos del mago del suspense.

No obstante, Paulo parece más una mala copia del cine de Brian De Palma o del sobrevalorado Dario Argento que del director británico.

Ni siquiera los actores logran brillar. La casi siempre sólida Ana Wagener y el omnipresente José Coronado poco pueden hacer con unos roles imposibles, mientras que la bella Bárbara Lennie no consigue deslumbrar con un personaje que parece víctima de los caprichos del guion. Por su parte, Mario Casas es incapaz de imprimir la ambigüedad necesaria a un protagonista repleto de claroscuros.

Una crítica de Julio Vallejo Herán.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Demonios tus ojos

Crítica de Demonios tus ojos. Una cinta perturbadora que no deja indiferente al público

Una propuesta rompedora donde los clichés quedan en entredicho, donde la realidad puede que no …

3 comentarios

  1. A mi me ha encantado y creo que precisamente Ana Wagener está espectacular

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario