lunes , octubre 23 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de Tadeo Jones 2. El secreto del Rey Midas. Cállate, momia, no hables más

Crítica de Tadeo Jones 2. El secreto del Rey Midas. Cállate, momia, no hables más

Puntuación:

El segundo largometraje del Indiana Jones animado tiene los mismos problemas que su antecedente: un humor demasiado tontorrón y una historia romántica excesivamente simple que restan fuerza a los elementos aventureros.

User Rating: 2.55 ( 1 votes)

El director español Enrique Gato sorprendió con Tadeo Jones (2004), un cortometraje de animación digital que homenajeaba/parodiaba a Indiana Jones, el héroe creado por George Lucas y Steven Spielberg. Aunque vista ahora, la técnica puede parecer algo rudimentaria, el cineasta dejaba patente su talento para mezclar acción, misterio, terror y comedia en una pequeña cinta casi muda. La segunda peripecia del personaje también fue en corto, Tadeo Jones y el sótano maldito (2007), donde se desarrollaba una historia más compleja que rendía su particular tributo a la segunda película de la saga protagonizada en imagen real por Harrison Ford y aportaba unos diálogos que tampoco destacaban excesivamente dentro del conjunto.

Crítica de Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas

Las aventuras de Tadeo Jones (2012), el primer largometraje, puso de manifiesto el gusto de Gato por el tono aventurero y nos desveló algo más sobre el personaje, un tipo menos culto e inteligente que su referente en carne y hueso, aunque bastante adorable. No obstante, el deseo de los responsables de realizar una película para todos los públicos que fuera más allá de la simple acción con elementos fantásticos no acababa de cuajar, aunque todo ello no impidió que la cinta fuera un éxito arrollador dentro y fuera de España. La simplona historia de amor con una intrépida arqueóloga, casi una versión infantilizada de la heroína Lara Croft creada por las consolas Tomb Raider, y la inclusión de unos personajes humorísticos algo cargantes, especialmente el pájaro gruñón, un guiño a los Angry Birds ideados para los videojuegos por Rovio Entertainment, o una esperpéntica momia, deslucían una más que interesante trama sobre la búsqueda de una ciudad perdida en medio de la selva.

Tadeo Jones 2. El secreto del Rey Midas repite casi los mismos aciertos y debilidades. Gato y su equipo técnico han mejorado a la hora de otorgar vida digital a sus personajes y dan de nuevo en el clavo cuando se limitan a ofrecernos una película de aventuras, pero vuelven a errar al ahondar en el romance del protagonista y su objeto de deseo, y derrapan especialmente al aumentar más si cabe el irritante papel de la momia, que pretende hacer reír con un humor ridículo y unos cambios de disfraz que parecen emular a los de Mortadelo en los inmortales tebeos de Francisco Ibáñez.

En definitiva, como ocurriera con la primera cinta, su secuela deja el regusto agridulce de un filme comercial realizado con esmero que pretende abarcar demasiado, quedándose en una insuficiente medianía. Quizá los pequeños disfruten con el espectáculo, aunque los más mayores puede que frunzan el ceño en más de una ocasión.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de IT

Crítica de IT. Traumas y escalofríos

La versión televisiva de It, la novela de Stephen King llevada a la pequeña pantalla …

Deja un comentario