lunes , octubre 23 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de Una montaña entre nosotros. Amor bajo cero

Crítica de Una montaña entre nosotros. Amor bajo cero

Puntuación:

Los británicos Kate Winslet e Idris Elba engrandecen con sus interpretaciones una convencional y previsible trama de amor y aventuras sobre dos desconocidos que tienen que aprender a sobrevivir en una zona inhóspita y fría después de un accidente aéreo.

User Rating: Be the first one !

El director Hany Abu-Assad se ha especializado en mostrar la juventud palestina en tiempos de represión israelí. Su nombre acaparó el interés de la cinefilia con Paradise Now, drama sobre dos chicos dispuestos a morir en un atentado suicida, y volvió a sorprender con Omar, emocionante historia de un miembro de la resistencia en Nazareth que comienza a levantar las sospechas de sus compañeros cuando es detenido por la policía. No obstante, frente a estas dos pequeñas joyas, el cineasta pareció dar muestras de cierta blandura con Idol, biopic de Mohammad Assaf, cantante que se convirtió en un modelo para los jóvenes al ganar un concurso musical televisivo.

Crítica de Una montaña entre nosotros

Crítica de Una montaña entre nosotros

Una montaña entre nosotros supone su vuelta al cine estadounidense después del fallido thriller The Courier. El cineasta árabe deja a un lado sus proyectos más personales para tratar una comercial historia de amor entre dos desconocidos que comienzan a conocerse de manera más profunda cuando sufren un accidente aéreo y tienen que aprender a sobrevivir en el inhabitado y frío lugar donde han caído.

Quizá el gran problema del filme sea su previsibilidad. El espectador medio puede adivinar más o menos el desenlace y algunos de los giros que pretenden sorprenderlo. También queda patente el intento de agradar por cualquier medio con una trama que mezcla romanticismo y los elementos clásicos del subgénero de las películas de supervivencia.

A pesar de estos elementos en contra, el filme se beneficia de sus dos estupendos protagonistas: Kate Winslet e Idris Elba. Los dos actores británicos logran hacer creíbles a dos personajes atormentados y obligados a entenderse en un territorio hostil. La protagonista de Titanic consigue imprimir a su rol de reportera de una curiosa mezcla de fuerza y vulnerabilidad, mientras que el actor que encarnara al detective Luther acentúa el tono lacónico de un hombre triste que no acaba de superar una desgracia personal. Ellos son los encargados de dar profundidad y relevancia con su trabajo conjunto a una cinta excesivamente convencional. También ayudan los bellos parajes donde la pareja trata de seguir viva pese a las inclemencias climatológicas.

Una montaña entre nosotros funciona así como un pasable entretenimiento que se ve sin esfuerzo y se olvida prácticamente al instante.

Crítica de Una montaña entre nosotros.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Verónica

Crítica de Verónica. Una Ouija “made in Vallekas”

Allá por 2007 dos amigos, Jaume Balagueró y Paco Plaza, afrontaban el reto de estrenar la primera …

Deja un comentario