martes , septiembre 25 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Coco. Un alegato al recuerdo

Crítica de Coco. Un alegato al recuerdo

Puntuación:

Coco es una cinta que hay que disfrutar en todos sus sentidos, en el fondo, en la forma, en su parte positiva e incluso con las lágrimas que nos brotan...

User Rating: 4.45 ( 2 votes)

La vida y la muerte son dos referentes fundamentales en la séptimo arte, la segunda no tanto en las películas llamadas infantiles. Pero bien es verdad que el tema cada vez se trata con más naturalidad y se plasma como algo natural y que es parte de nuestros días.

Crítica de Coco

Crítica de Coco

Coco la propuesta que Pixar nos pone en bandeja juega con esas dos temáticas, pero sin olvidarse de los sueños, de la memoria, de la verdad y la infancia por supuesto. Personalmente Coco me lleva a los derroteros de enfocar el guion en un solo camino, la memoria y los recuerdos.

Miguel trabaja como limpiador de botas, ahora le toca ascender ya en su saga familiar e iniciarse en el campo de la producción de zapatos, pero él tiene un sueño, ser cantante, y que la música rodee su vida. Pero concretamente desea lo que en su familia, cantar, por un desamor de sus antepasados ese arte ha estado prohibido para ellos, por ello viajará al mundo de los muertos para conocer las verdaderas razones de ese rencor y poder conseguir su meta.

Coco es vital, una cinta que rebosa luminosidad dentro de una temática que aquí, en Europa se nos antoja oscura, pero en México la muerte es un tema que se vive con la naturalidad deseada de utilizar los recuerdos para tener a las personas que ya no están presentes y no ser la ausencia un olvido y una pérdida absoluta.

Bien es verdad que es no la primera película que trata este tema casi en el mismo sentido, ya en El libro de la vida se retrataba el día de los muertos, su tránsito y recuerdo, pero todo en torno a una historia de amor propia de las historias para los más pequeños. Aquí en Coco el fondo es mucho mayor, se incide en todo momento en volcar la figura principal en la abuela de la familia, en sus recuerdos, en las historias que han influido en sus días y en el resto de sus parientes.

El guion es un gran homenaje a la memoria y a los legados que nuestros mayores nos pueden dejar, una reflexión en los pequeños detalles de la vida que la pueden hacer grande. Pero ante todo uniendo todo eso con los sueños que hacen que todo siga adelante, sin dejar de creer en uno mismo.

Coco es una cinta que hay que disfrutar en todos sus sentidos, en el fondo, en la forma, en su parte positiva e incluso con las lágrimas que nos brotan, una servidora no las reprimió, por trasladarnos a nuestra parte más emocional de nuestros recuerdos sin que estos nos borre la sonrisa, pues eso quiere decir que quien se fue no nos ha dejado siempre y cuando les recordemos. Un alegato al recuerdo para siempre.

Nadie puede rebatir que la experiencia de Lee Unkrich no se note en la dirección ayudado tanto en esa faceta como en guion por Adrián Molina, pero aquí en esta propuesta para toda la familia la temática supera con creces la parte visual, aunque se disfrute en todo su conjunto. Aquí en Coco no se echa de menos para nada el 3D, quedando demostrado que no es tan necesaria para impactar.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de El Pacto

Crítica de El pacto. La peluca de Belén Rueda

Los tratos y acuerdos con el Diablo han sido abordados en numerosas ocasiones por la …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.