Miércoles , Julio 26 2017
Home / Lo más hot en nuestra zona caliente / 12 Joyas del Cine Erótico Japonés

12 Joyas del Cine Erótico Japonés

Japón además de darnos grandes maestros de la talla de Kurosawa, Ozu, Mizoguchi, Hayao Miyazaki o Kobayashi, nos ha legado algunos clásicos del cine erótico.

Damos un repaso a algunas de las joyas del cine erótico japonés.

Fueron muchos los grandes autores de los 60 y 70 que pusieron su granito de arena para conseguir romper los muros y crear un cine más combativo, más libre. Muchos fueron clasificados en un nuevo subgénero japonés “pinku eiga” (“pinku violence” o “películas rosas”), por sus contenidos violentos y sexuales. De todas ellas la más conocida en España fue El imperio de los sentidos (Ai no korîda).

En este subgénero del cine erótico japonés los protagonistas suelen ser personajes atormentados, rozando la locura; golpeados por los quehaceres de la vida o víctimas simplemente de una psicología demasiado compleja, inmersos en una comunión de dolor y placer, sexo y muerte.

El imperio de los sentidos (Ai no korîda, 1976)

el_imperio_de_los_sentidos_02

Una de las consideradas “porno”, con planos de los miembros sexuales y escenas de sexo, estrenadas en las salas comerciales de todo occidente y que más revuelo causó en los 70. Una pasión desenfrenada y una exploración del placer atado al dolor basado en acontecimientos reales de 1936 (el caso de una mujer que seccionó el pene de su amante). La película está dirigida por Nagisa Ôshima. El imperio de los sentidos coincidió con otra versión del mismo año de ese mismo caso, bastante más soft, pero nada descartable: Una mujer llamada Sada Abe.

Blind Beast (Môjût, 1969)

Blind.Beast.taller

Un masajista invidente y también escultor, claramente obsesionado por la belleza del cuerpo femenino, y que vive protegido por su madre, secuestra a una bella modelo que había posado desnuda para él. Su idea es que se convierta en nueva musa para una escultura de arcilla que será su obra magna. Una cinta claustrofóbica, surrealista y llevada al límite de esa historia de amor, al principio forzada, que solo deparar consecuencias trágicas. Dirigida por Yasuzo Masumura.

Flower and Snake (Hana to hebi, 1974)

Flower-and-Snake-1974-movie-Masaru-Konuma-14

Una de las cintas japonesas más notorias y precursoras en su época tratando el tema del sadomasoquismo y bondage (BDSM), como manera de obtener nuevas sensaciones y despertares sexuales. Los protagonistas son una esposa frígida de un ejecutivo y un joven impotente debido a un trauma psicológico. El director es Masaru Konuma.

Ecstasy of the Angels (Tenshi no kôkotsu, 1972)

ecstasy-of-the-angels

Una película muy polémica por mezclar revolución de izquierdas, gran contenido político y terrorismo y por supuesto un alto contenido sexual. Una de las cintas emblemáticas de los pink films. Su director fue Kôji Wakamatsu, que declaró:

“Las películas son puro entretenimiento, pero esto no debe frenarnos en el momento de mostrarles la verdad a los jóvenes)… Un cineasta no hace películas basadas en el punto de vista del poder. Para mí, es fundamental hacer las películas desde el punto de vista de los más débiles”.

Female Prisoner #701: Scorpion (Joshuu 701-gô: Sasori, 1972)

705full-female-prisoner-#701 -scorpion-screenshot

Una película que mezcla acción y sexplotation en una historia de violación y venganza (rape and revenge), con yakuzas, mafiosos y presidiarias que las pasan muy mal. Dirigió Shunya Itô, un cóctel que no pasaría desapercibido a Quentin Tarantino. Fue una de las cintas japonesas (junto a Sex and Fury) que inspiraron su Kill Bill.

Gate of Flesh (Nikutai no mon, 1964)

gate-of-flesh

Cine negro y prostitución ubicado en el Tokio de la posguerra, tras la II Guerra Mundial, en un mundo en el que lo que importa es la supervivencia. La película rompió moldes por el tratamiento que hace del sadomasoquismo dentro del cine digamos más convencional. Sus protagonistas son prostitutas que venden su cuerpo para poder comer, aunque lo que ganan tampoco no les da para mucho. La aparición de un exsoldado renegado buscando un refugio complicará la vida a este grupo de meretrices. La dirección corre a cargo de Seijun Suzuki.

Go, Go Second Time Virgin (Yuke yuke nidome no shojo, 1969)

gogoblood

Otra obra de Kôji Wakamatsu en este top de cine erótico japonés. Una joven violada por unos pandilleros mientras, uno de ellos se mantiene apartado y es testigo de la escena. Entre estos dos personajes, dos almas desgarradas, se iniciará una extraña relación. La cinta mezcla la poesía y la ternura con lo más brutal.

Sex and Fury (Furyô anego den: Inoshika Ochô, 1973)

sex_fury-1

Y otra más de Noribumi Suzuki, la otra película que inspiró parte del argumento e iconografía de Kill Bill de Quentin Tarantino. Esta historia de una joven decidida a vengar el asesinato de su padre no es que sea un prodigio de talento cinematográfico, pero es de las películas que han marcado.

La mujer de la arena (Suna no onna, 1964)

La-mujer-de-la-arena-3

Su capacidad onírica y lo sugerente de sus imágenes la convierten en una de las obras maestras, y no solo del cine erótico japonés. Un entomólogo amante de los escarabajos es obligado a convivir con una mujer, muy extraña que además es viuda. Mezcla rechazo y fascinación, y un montón de angustias humanas. Su director fue Hiroshi Teshigahara (El rostro ajeno, de 1966).

Manji (1964)

manji

Segundo película en este top de Yasuzo Masumura. Masumura sorprendió, y hablamos de hace cincuenta años, a propios y extraños con este relato tan atrevido como repleto de sensibilidad sobre la relación entre una casada y una joven modelo que está a punto de contraer matrimonio. Imprescindible.

School of the Holy Beast (Seijû gakuen, 1974)

640full-school-of-the-holy-beast-screenshot

La escuela de la bestia sagrada. Una obra dirigida por Noribumi Suzuki, convertida en un sexploitation en toda regla, un cruce fascinante entre el cine del polaco Walerian Borowczyk, con los sexploitations de monjas y los thrillers demoníacos de los 70.

Tatuaje (Irezumi / Tatouage, 1966)

3

Tercera obra de Yasuzo Masumura en este top de cine erótico japonés. Un melodrama de aire trágico sobre las fatalidades que nos depara el destino, el de una joven convertida en geisha a la fuerza y su ostentoso tatuaje de una araña, símbolo de perdición para los hombres que se crucen en su camino. La cinta sirve para reivindicar a la actriz Ayako Wakao (Red Angel, Seisaku’s Wife y Manji).

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Blanca Blanco y su descuido en la alfombra roja

Blanca blanco, la actriz que lo enseñó todo en la alfombra roja de los Óscar

La actriz desfiló sin darse cuenta que la abertura de su falda estaba mostrando sus …

Deja un comentario